EL PODER DE PERSEVERAR

EL PODER DE PERSEVERAR

Se dice que Thomas Alva Edison realizó más de 2000 intentos para crear lo que hoy conocemos como la bombilla eléctrica.

La perseverancia es una facultad, una capacidad, es un poder, es una llave que abre puertas, elogiada y bien ponderada en la biblia.

Hay sueños, metas que no llegarán si no perseveramos, aguantamos, soportamos e insistimos.

La vida no es un viaje sencillo, el perseverar tampoco lo es, pero prepara tu atención porque hoy veremos lo que sucede cuando hacemos uso de la perserverancia.

Paz

Una de las enfermedades predominantes en el siglo XXI es el estrés, este as u vez puede desencadenar otras patologías como la ansiedad, la depresión, entre otras; que a su vez puede somatizarse en desórdenes alimenticios, acné irregular, cefalea, malestares estomacales, etc.

Parece contradictorio que la paz puede venir cuando estoy en continua actividad o persistiendo en algo, pues asumimos que la tranquilidad está acompañada de una quietud y cesar de alto de trabajos y esfuerzos.

Un profeta renombrado, llamado Isaías indica en los escritos que llevan su nombre que hay completa paz para aquellos que en su pensamiento perseveran en Dios, es decir que si en la mente tomamos la decisión de pensar en Dios durante la tormenta, Dios se compromete a guardar no en una parcial, sino en absoluta calma a quien lo haga.

Y aquí nos llega el paso obligado de poner sobre la mesa, ¿Qué está de continuo en tus pensamientos?

Si nuestro pensar persiste en Dios quiere decir que vamos a tener en nuestro radar a una persona omnipotente, al único ser que posee el control total y absoluto de todo cuanto existe, al que tiene todas las respuestas y soluciones de la vida.

El punto principal de lo que venimos hablando es que al pensar en la persona de Dios, el afán y el estrés no abrumarán nuestra existencia, ya que lo que podamos experimentar no lo iguala a Él. Si no le damos tanta vuelta a las noticias, a as enfermedades, a los temores y pensamos más en Dios, en su poder, en lo que es capaz de hacer, ello traerá una paz completa para asumir lo que tenemos por delante.

Si en vez de pensar persistentemente en nuestros problemas, en las noticias y perseveramos poner intencionalmente las promesas de Dios, hallaremos paz.

No necesariamente la paz no modifica las circunstancias adversas, te enseñará a descansar en medio de ellas.

Andrés Dallos

Sabiduría

Si persistimos en el conocimiento de la Palabra de Dios vendrá la sabiduría, esta no se obtiene instantáneamente, pero si en el persistir en la fe.

La sabiduría viene como resultado de insistir en encontrar respuestas en la biblia para la vida que llevamos.

Los componentes que componen la pólvora han existido desde que la tierra fue creada, pero tuvo que ser descubierta para luego ser usada, los secretos y la sabiduría de Dios son similares, los principios están allí, pero en ocasiones no los hemos descubierto para materializarlos, cuando lo logremos, empezaremos a caminar en la senda de la sabiduría.

La palabra de Dios te puede hacer sabio, no porque la palabra falle, sino que está sujeta a la perseverancia y aplicabilidad de un oyente activo. Las multitudes oyeron a Jesús, pero no en todos hubo el mismo efecto.

Las palabras de Dios son poderosas, pero su efecto depende del corazón que las reciba.

Andrés Dallos

La sabiduría viene acompañada de un hablar correcto, de saber qué decir y cómo decirlo, el ejemplo de Jesucristo es contundente, pues siendo el Hijo de Dios, seguramente podría exponer temas de manera asombrosa para dejar boquiabiertos a sus oyentes, pero el Maestro siempre buscó llegar en el lenguaje más sencillo en que sus palabras fueran comprendidas.

A Pedro le habló de pesca, porque ese era su oficio, a la mujer samaritana le habló de agua, porque era un tema que ella dominaba, de esto se desprende una hermosa verdad: Dios te habla en tu lenguaje, en aquel que puedas entender de acuerdo a tu diseño a tu estructura.

No se le puede hablar a todo el mundo de la misma manera.

Refirió parábolas de sembradores, de viñas, porque su contexto fue agrícola y la gente lo comprendía, de lo cual estoy seguro que las enseñanzas actuales pueden y en casos deben ser parábolas actuales que deben usar referencias como las redes sociales, la globalización, en ello hay sabiduría.

Victoria

2 de Reyes 13 nos habla de una profecía para un rey que buscaba una palabra para vencer en la batalla a los sirios. Eliseo, el profeta de turno le pide al rey Joás que golpee la tierra, quien lo hace en tres ocasiones y se detiene, a lo que el profeta le increpa que ese será el número de victorias que obtendrá.

Quien de vez en cuando persiste, de vez en cuando tendrá victorias.

Andrés Dallos

Según este pasaje las victorias son directamente proporcionales al número de persistencias.

Los triunfos repentinos son escasos e insatisfactorios. No te conformes con tres golpes de victoria; debemos acostumbrarnos a ser malos perdedores a manejar una sed interna por algo más.

El considerar las victorias parciales como totales nos puede alejar de grandes logros.

Si lograste algo, mira cuál es la siguiente meta, a dónde apuntarán tus esfuerzos para la siguiente temporada, no te conformes.

El mal perdedor asume sus derrotas o sus triunfos parciales, pero no se conforma con ello sino que busca lograr aquello que se propuso.

Disfruta de la conferencia completa en:

Escucha El Poder de Perseverar en Spotify

Escucha El Poder de Perseverar en Deezer

Escucha El Poder de Perseverar en Youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
YouTube
YouTube
Instagram